Regresar
COMPARTIR

Las cosas malas que nos suceden (en los mercados, en la vida, en nuestro pensamiento y en nuestro comportamiento) suelen tener un mayor impacto que las cosas buenas que nos pasan.

Por ejemplo, no es sorprendente que amistades que se han forjado por años puedan terminar por un solo evento malo.

Nuestro cerebro está programado así, para procesar las amenazas o cosas malas con más rapidez que las cosas buenas. También analiza con más detenimiento lo malo que lo bueno.

Esto no significa el triunfo del mal, lo podemos comprobar con nuestras parejas, amigos o con nuestros portafolios. Simplemente triunfa lo bueno porque las cosas buenas sobrepasan las malas en buen número; por ejemplo, en pareja la relación suele ser cinco cosas buenas por una mala.

Esto no es nada más que una expresión de aversión a la pérdida, odiamos tanto perder (dinero, amistades, tener emociones negativas) y por eso prestamos tanta atención a lo malo.

En los mercados esto se hace visible tan sólo con echar un vistazo a las noticias o a las preocupaciones de los inversionistas; pues observando nos daremos cuenta de que generalmente las noticias más llamativas son las negativas, como “el mercado cae”, “¡Cuidado! puede haber un crash bursátil”.

Y aunque el mercado de valores en los últimos 100 años estadísticamente sube más de tres cuartas partes del tiempo, siendo una de las más grandes máquinas generadoras de riqueza en la historia,   a la gente le preocupa muchísimo la probabilidad de perder su dinero o enfrentarse a una década perdida (en rendimientos).

En definitiva, no podemos cambiar cómo capta nuestro cerebro las amenazas, más en la era de la información infoxicación lo que podemos controlar es nuestra exposición a “información mala” que en realidad nos aporta poco para nuestras decisiones y no es de gran utilidad (si es que tiene alguna).

Ojo, esto no implica volverse ciego ante los riesgos, si no consiente a nuestro sesgo a la negatividad, lo que nos puede llevar a analizar mejor las cosas, o a delegar este análisis a alguien que esté menso sesgado.

Así que mantengámonos no positivos, sino objetivos; inviertan bien, compórtense bien.




Image

Anúnciate

Para conocer mejor nuestros servicios anunciantes llena el formulario y un ejecutivo se estará comunicando para realizar un plan y cotización a tu medida.

Image

Newsletter
EPEAK

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.