Regresar
COMPARTIR

Entre todos los sesgos que tenemos, hay uno que merece nuestra particular atención, aunque sea sólo por curiosidad, y es el sesgo retrospectivo.

¿Sesgo qué? es cuando la gente percibe los sucesos que ya han ocurrido como más predecibles de lo que realmente eran antes de que ocurrieran estos eventos. Por ejemplo, era obvio que Trump ganaría la elección en 2016, era obvio que Inglaterra iba a votar por el brexit, era obvio que había una burbuja inmobiliaria en 2008, era obvio que había que comprar acciones en 2009 y más recientemente era obvio que había que estar fuera del mercado a inicios de año y era obvio que había que comprar acciones de Estados Unidos en 2,200.

Inclusive hay fantasías que alimentan este sesgo, “si hubieras comprado $1,000 dólares de Amazon en 1997 hoy tendrías $1’300,000 dólares” ¡y se puede poner más fantasioso! $1,000 dólares eran alrededor de $7,000 pesos en 1997 y $1’300,000 serían hoy ¡treinta millones de pesos!

¿Cuál es el problema con esto? Para empezar no se hubiera podido hacer desde México, pues el Mercado Global empezó a operar en la Bolsa Mexicana desde 2003, y Amazon no fue listada en el Mercado Global hasta 2004, aun así tendría un impresionante rendimiento de más de 5,000% en dólares, sin embargo, sigue siendo fantasía.

Una fantasía alimentada por el sesgo retrospectivo porque ahora que Amazon, Google, Facebook, Tesla, etc., son compañías tan exitosas, ¡era obvio invertir en ellas! Pero…¿recuerdan Enron, Worldcom y Lehman Brothers? Las tres quebraron…Ok tal vez exageré, dos de estas empresas eran fraudulentas y una fue presa de la crisis hipotecaria de 2008, además también podemos fantasear en qué hubiera pasado si hubiéramos comprado acciones de Nokia, BlackBerry, Citigroup, Deutsche Bank o General Electric en el 1997…ninguna superaría el rendimiento de un bono de estados unidos de largo plazo en el mismo periodo.

Para matar esta fantasía basta ver un estudio de Bessembinder publicado en 2017 en el cuál descubrió que 58% de las acciones del mercado americano no tuvieron rendimientos superiores al equivalente del CETE (Treasury bills) en Estados Unidos de 1926 a 2017 y eso no es todo, 38% de las acciones superaban los Treasury bills más sólo moderadamente, lo que quiere decir que sólo el 4% de las empresas tuvieron rendimientos extraordinarios en ese periodo.

Puede ser que haya alguien que se haya ganado el ciento treinta mil porciento de rendimiento si compró Amazon en 1997; y si lo hay, seguramente, en retrospectiva ve el resultado de su inversión como algo que debía ser obvio, además, después de los números presentados en párrafos anteriores ¿sería posible que este resultado estuviera impactado por el azar? ¿las posibilidades de que compremos la próxima Amazon, que vendamos en el próximo techo del mercado o compremos cerca de mínimos del mercado nos parecen realidad o fantasía?

Y para cerrar, antes de mirar al pasado y ver lo obvio que eran las cosas, quizá deberíamos hacer contacto con la realidad y aceptar que el futuro siempre está rodeado por incertidumbre, y que el presente tan obvio como se nos presenta hoy, en el pasado era el futuro.

https://www.savenest.mx/

Si te gustó este artículo, no te pierdas:




Image

Anúnciate

Para conocer mejor nuestros servicios anunciantes llena el formulario y un ejecutivo se estará comunicando para realizar un plan y cotización a tu medida.

Image

Newsletter
EPEAK

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.