Regresar
COMPARTIR

En un experimento social para ver si la gente se veía influenciada por números al azar, investigadores pidieron a los participantes del experimento que escribieran en una hoja algo tan aleatorio como los últimos dos dígitos de su número de seguridad social, posteriormente les presentaron una botella de vino a los participantes y les pedían que le pusieran un precio.

Los participantes se vieron influenciados por los últimos dos dígitos de su número de seguridad social, pues los que tenían un dígito bajo, digamos 09, valuaban la botella en alrededor de $10 dólares, contra los que sus últimos dos dígitos eran altos, pensemos en 95, valuaban la botella en alrededor de $100 dólares.

Increíble como algo tan aleatorio puede moldear nuestro pensamiento, ¿cierto?

Las inversiones no están exentas del efecto ancla, cuántas veces no hemos escuchado a alguien que dice que una acción está barata porque su precio se desplomó (como Hertz que cayó más de 90% por la pandemia), cuando en realidad puede ser que el nuevo valor de la acción esté justificado por movimientos fundamentales (como Hertz que se declaró en quiebra).

Así que recuerda, cuando pienses que un activo (dólar, bitcoin, casas etc.) está barato o caro, intenta reflexionar si en realidad haz hecho un análisis o simplemente estás siendo presa del efecto ancla con los precios pasados de ese activo.




Image

Anúnciate

Para conocer mejor nuestros servicios anunciantes llena el formulario y un ejecutivo se estará comunicando para realizar un plan y cotización a tu medida.

Image

Newsletter
EPEAK

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.